miércoles, 7 de mayo de 2008

Claro ejemplo

Si ya desde chiquitos empiezan así, no me quiero imaginar cómo van a terminar de grandes! Vayan a jugar al futbol y dejen de peinarse.